Seguro que cuando decidiste crear contenido para tus redes sociales pensaste «¿qué tan difícil puede ser subir una foto a Instagram?». Y es probable que te hayas dado cuenta de que es mucho más que eso. Seguí leyendo para que todo tu esfuerzo no se pierda entre algoritmos.

Crear contenido adecuado para las redes sociales es un trabajo de tiempo completo y puede ser que ya hayas perdido el entusiasmo porque se convirtió en una obligación más y porque ya no se te ocurre qué decir de tu producto o servicio.

¿Te cuento un secreto? -> *Nos-pasa-a-todos*

 

Tener presencia online es mucho más que subir fotos, se trata de conectar y de crear engagement. Pero cómo lograrlo si hay tanto contenido -bueno y malo- dando vueltas. Querés que tu marca venda, se destaque, consiga clientes… Y eso se logra, pero no es de un día para el otro. Requiere de paciencia y, sobre todo, de una estrategia de contenidos.

¿Te cansa no ver los resultados de tu esfuerzo?

Y es lógico. Le dedicás, tiempo, cabeza, ganas, inversión… y no se da lo que esperabas. Antes de dejar abandonado tu blog o tus redes, hay un paso previo: barajar y dar de nuevo con otro enfoque.

 

1.Tus contenidos tienen que ser genuinos

Tienen que reflejar tu marca y valores. ¿Esto que implica? hablar de tu negocio, sí, pero no únicamente.

¿De qué puedo hablar si no es de mi marca?, me preguntan muchas veces. Bueno, el paso previo es averiguarlo y tenerlo claro antes de invertir en la creación de contenido.

 

2. Tus contenidos tienen que ser de interés para tu audiencia

Además de que te reflejen, tus contenidos deben estar orientados hacia el tipo de cliente que querés atraer. ¿Cómo es? y, sobre todo, ¿qué necesita?

 

3. Tus contenidos tienen que ayudarte a posicionar tu marca

Adónde querés estar es el norte que te guía el camino a seguir. Lo que te ayuda a decidir qué contenido crear.

 

4. Lo peor: saturar a tu audiencia

 

Conectar no se trata de vender, aunque sea tu objetivo. Es una meta, pero no la estrategia. Tiene que haber más en tu contenido porque nadie quiere consumir publicidad pasivamente.

¿Cómo no ser monotemáticos con el contenido digital?

Cómo no hablar únicamente de tu producto o servicio, esa es la cuestión.

«No se me ocurre nada», me dicen mis clientes, pero es posible desarrollar contenido para Instagram, Facebook, Linked in o blog sin caer en la desorientación. Porque, si bien se crece paso a paso, tampoco se puede invertir el tiempo en probar y que no funcione tu estrategia.


1. Ubicate en el lugar de tu cliente

¿Qué necesita? Tal vez no sabe lo que necesita, pero sí se puede relacionar con un problema que esa necesidad le causa.

Por ejemplo, mis clientes necesitan mejorar su desempeño en el trabajo. Entre varias habilidades que se requieren, la redacción laboral es una de ellas y por eso tanto de mi contenido hace referencia a estos problemas y sus soluciones.

2. Varía tu contenido

Además de promover tus productos o servicios, existe una enorme cantidad de temas de los que podés «hablar» sin necesidad de siempre estar promocionándote.

3. Mostrar más que decir

En general, no solemos ir por la calle diciéndole a cada uno que pasa lo geniales que somos. Lo mostramos en nuestra forma de hacer. Y no hay nada más potente que las acciones. ¿Cómo se traduce esto a un contenido? Dale valor a tu cliente. Puede ser un contenido gratuito, contarle cómo fabricás un producto o compartir inspiración.

4. Divertirse

El universo digital tiene en contra de que es inabarcable. Pero ese es justamente su superpoder: hay lugar para todo y para todos.

Más que querer llegar todo el mundo, expandí tu nicho hasta hacerlo explotar. ¿Tu negocio vende algo sumamente específico? Hablá de lo que sabés, porque eso se va a notar y es lo que atrae. Y lo que atrae a tu público correcto para convertirlos en tus seguidores.

Espero que esto te haya resultado útil para resolver las inseguridades respecto de qué publicar en Instagram, qué publicar en tu blog o cómo tener más relevancia en Facebook.

También trabajo con marcas para ayudarlos a mejorar la redacción y creación de sus contenidos. Abajo te dejo el link a mi servicio de coaching y asesoramiento personalizado en redacción y marketing de contenidos.

Coaching y asesoramiento en contenidos