Presentarnos ante los demás genera tensión y para resolver la incomodidad de hablar en primera persona muchas veces nos perdemos de generar buenas oportunidades. Acá te dejo los 6 errores más comunes y unas recomendaciones para conectar mejor.

SIEMPRE tendrás que presentarte profesionalmente. Para vender, para hacer networking, en una entrevista laboral… ¿Cómo lo resolvemos? Con estrategia.

6 errores a evitar en tu acerca de

1. Dar demasiados detalles de golpe

Explicar con aclaraciones, incisos y pormenores quiénes somos marea a la audiencia que, además, tiene escasa atención. En cambio, trata de detenerte en los puntos importantes de tu storytelling.

2. Decir lo que NO somos

¿Es necesario aclarar que no somos equis profesión o que no ofrecemos un servicio determinado? Esto hay que evitarlo como la peste porque es información inútil y la audiencia se evade cuando las ideas suenan como ruido blanco.

3. Ensayar «para adentro»

En la mente las ideas son perfectas. Si solo murmuramos para nuestro interior las ideas a comunicar, no las escuchamos y, por ende, no las llegamos a tener tan claras.

4. Contar tu vida entera

No hace falta comenzar por el principio. Las buenas historias empiezan por lo más interesante. Entonces se trata de elegir lo bueno para contar para despertar las ganas de saber más.

5. Tener demasiada humildad

Nos enseñaron que es arrogante hablar en primera persona con demasiados halagos (y eso es cierto). Pero la excesiva humildad implica esperar que la otra persona vea «nuestro valor oculto» y eso es imposible.
Si te da timidez, enfocate en los hechos comprobables y objetivos.

6. Confiar en que la conversación se dará sola

Es cierto: no podemos controlar qué preguntan nos harán, pero empezar una frase que no sabes hacia donde te llevará y esperar que por sí sola te conduzca hacia algún lugar solo va a enredar lo que intentabas decir. Por eso mantener el foco de qué vamos a decir es tan importante.

Las 4 E del éxito

¿Cómo podemos resolver mejor la situación de hablar en primera persona ante otras personas? Aquí cuatro sugerencias:

1. Encontrar los puntos que te destacan.

2. Entrenar las palabras para que tu mente sepa qué hacer en la situación.

3. Enfocar que lo que digas tenga que ver con lo que ofreces profesionalmente

4. Ensayar en voz alta y (mejor) grabándote. No para criticarte, sino para ganar confianza y ajustar la claridad de lo que vas a decir.

«¿Y a qué te dedicas?» No es la pregunta más natural del mundo porque las personas nos conocemos en el tiempo y en mútiples facetas, pero si estas interacciones son la puerta de entrada para nuevas posibilidades, entonces hay que saber aprovecharlas.

Si te interesa mejorar tu presentación profesional, te recomiendo esta masterclass «El factor wow de tu bio – Cómo encantar con tu presentación profesional«