¿Te cuesta encontrar las palabras al escribir? ¿Te preocupa que al enviar un mail o un informe no se vea del todo profesional? Le pasa a casi todos, sin importar el cargo profesional que ocupan. ¿Por qué? Porque nos enseñan a escribir, pero no a comunicarnos por escrito.

“Mi trabajo nuevo implica redactar documentos y no me puedo expresar.”
“Sé lo que quiero decir, pero no me sale.”
“No encuentro las palabras para redactar informes.”
“Mis mails son larguísimos y nadie los lee.”
“Quiero que mis presentaciones se vean más profesionales.”

Podría enumerar una larga lista de dificultades que me confían las personas que trabajan conmigo para mejorar su redacción corporativa. No tiene nada que ver con el nivel de formación alcanzado, ni con la calidad profesional, ni con el interés por la escritura o la lectura. Es, simplemente, una falla de afinación en la técnica.

La buena redacción mejora el desempeño profesional

Un error en la redacción a veces puede ser un puntapié para descalificar la capacidad. ¿Injusto? Absolutamente. Pero si el único canal de relación comercial es a través de la redacción de emails, informes o contenido de marca, la calidad de la escritura se convierte en una carta de presentación.

¿O acaso tomarías un antibiótico que tuviera faltas de ortografía en su prospecto?  ¿No preferirías uno bien escrito?

La buena redacción da credibilidad, de ahí su importancia. ¿El problema? Una vez que se aprende a escribir en el colegio, pocas veces se vuelve a revisar lo sabido para corregir vicios.

La claridad es la clave para escribir bien

¿Alguna vez te preguntaron algo que ya habías explicado en un mail o en un posteo de Instagram? La repregunta no siempre se debe a la pereza, es que tal vez el mensaje necesita optimizarse para funcionar en un formato de lectura digital.

Porque no se trata de escribir correcta o bellamente, sino lograr que los mensajes se entiendan.

La claridad es la herramienta sobre la cual tenés que apoyarte para expresar tus ideas. Aunque aparezcan o desaparezcan formatos (como las infografías, los videos o podcasts), la claridad será la constante para crear un buen mensaje que llegue y conecte ambos lados de la pantalla.

¿Por qué? Por que la claridad ahorra tiempo. Favorece la comprensión. Ayuda a tomar decisiones mejor. Impresiona bien.

Profesionaliza la manera de expresar lo que sabes

A muchos, las dudas de redacción los bloquean y les provocan tanta inseguridad que prefieren perder oportunidades a exponerse a que descalifiquen su profesionalismo por un error de redacción.

Si sabés mucho de tu oficio o profesión, ¿por qué limitarte? A escribir se aprende porque la escritura es un proceso, no es inspiración.

Y, como todo proceso, puede mejorarse y corregirse.


Algunos tips para mejorar tu escritura:

  • Ubicar lo más importante al principio
  • Limitar los adjetivos
  • Usar punteos al enumerar más de tres ideas
  • Preferir oraciones y párrafos cortos
  • Incluir subtítulos y negritas
  • Pensar qué necesita saber tu lector/a