Nuestro cerebro es el órgano sensorial más importante y su canal de percepción son las palabras. Si la información que recibe es genérica, pasará de largo. 
Pero si las palabras que llegan son fuertes y expresivas, hará click.

Procesamos tanta información a cada segundo, que el trabajo de la mente es seleccionar lo que pasa en primer plano y lo que se queda como ruido de fondo. Para que se entusiasme y despierte su curiosidad hay que lograr que las palabras impriman una imagen.

¿Cómo se logra esto? Con palabras expresivas redactadas en tiempo presente.

En el acerca de, en los perfiles de las redes, en el extracto del CV, el contenido debe responder a la pregunta de la audiencia ¿quién es esta persona y a qué se dedica? Y debe hacerlo de manera instantánea y, no solo eso, expresarlo desde el punto de vista de quien lee la información.

Y aunque seamos personas muy diferentes, este aspecto es un factor común en la mayoría de los casos.

Porque nuestro cerebro quiere saber si la información que tiene delante de sí es de interés para ocupar su atención no no.

¿Qué palabras estás eligiendo para describir tu perfil? ¿Tienen el poder expresivo de captar a tu audiencia? ¿O son palabras genéricas que no despiertan el suficiente interés?

Ojo, el interés en este caso no tiene que ver con el valor del perfil, sino con la capacidad de expresarlo de manera tal que despierte interés.

Y para lograrlo existen técnicas que posibilitan dar ese contenido de manera más efectiva para la audiencia.

Te invito a mi masterclass El factor wow de tu marca personal – Cómo encantar con tu acerca de    donde vemos el paso a paso para crear un perfil que cautive a tu audiencia y se quede a conocer más.

Elfactor wow marca personal