Las historias están por todas partes: desde que nos levantarnos y pensamos en lo que nos espera por delante hasta en el mensaje de whatsapp más cotidiano estamos construyendo una narrativa alrededor nuestro.

En lo profesional, las historias están en el mail que escribimos, en la presentación que realizamos o en el contenido de marca que subimos a las redes.

¿Por qué son tan importantes?


1. Las historias nos conectan

Cuando escuchamos un relato, es un gesto automático compartirlo con otros. De hecho, las historias nos dan una razón para comunicarnos con otros.

Por otra parte, como las historias tienen una dimensión emocional (un punto de vista, un personaje, un conflicto), son el vehículo que nos permiten recordar una serie de hechos desordenados.


2. Las historias nos ayudan a entender

Si no contáramos historias, el mundo sería una acumulación de datos inconexos y la realidad se nos volvería sumamente extraña.

Cuando algo sucede a nuestro alrededor, automáticamente lo organizamos para poder interactuar con lo que nos rodea. Esa organización tiene suele tener una forma narrativa de inicio, conflicto y desenlace.

Por ejemplo, con los hechos más recientes, es muy probable que ordenemos lo que sucede bajo la estructura de: 1. La vida tenía una rutina 2. Surgió una pandemia 3. La estamos atravesando.

Cuando esta situación termine, contaremos una nueva parte de la historia, pero la estructura básica suele ser siempre la misma.

3. Las historias nos organizan

El hecho de que tengamos una estructura para contar lo que nos rodea nos permite ordenar el tiempo y el espacio.

Al contar algo que pasa o pasó, establecemos un límite inmediato entre el pasado y el presente y eso nos da una orientación para lo que sigue.

Entonces, tener a mano herramientas para poder narrar y compartir lo que sucede nos ayuda a procesar en parte esta situación tan confusa que estamos atravesando.

Y si bien el storytelling es una noción que usamos intuitivamente, a nivel profesional se aprovecha como herramienta de comunicación para conectar mejor con las audiencias.

Taller online de storytelling