Si a tus mensajes le faltan ese «qué se yo» es posible que se queden a mitad de camino. La personalidad de tu marca se refleja en la manera de expresarte y en conversar con tu audiencia y es tan importante como tu identidad visual.

En una de las asesorías de redacción que doy me dijeron: «siento que soy muy formal y quiero tener un lenguaje más relajado». Tardé un poco en entender a qué se refería con eso de relajado hasta que me di cuenta que se refería a sonar más genuina, aún a pesar de tratar temas serios.

Me dejó pensando: ¿podemos transmitir una personalidad en palabras aún en un mensaje común y corriente como «¿estamos procesando su pedido?».

Y la respuesta es que sí. Porque las palabras son todo lo que tenemos para comunicarnos y entre tanto volumen de contenidos, una identidad escrita transmite una intención y logra una experiencia tanto como lo hace tener una clara identidad visual.

¿Cómo definir la identidad verbal? Si bien es un proceso que lleva tiempo, elaboración y definiciones varias, te acerco tres recomendaciones para armar tu identikit verbal para que la voz de tu marca -corporativa o personal- sea fácilmente reconocible.


1. Diferenciá la voz del tono

Voz = ¿cómo sos? (amigable, señorial, gracioso, tierna, útil, divertido, elegante)

Tono = ¿cuál es la circunstancia? (festejo, explicación, venta, entretenimiento)

Pensá las diferencias de cada circunstancia ¿le hablás igual a un familiar que a un colega? Siempre somos la misma persona, pero algo cambia levemente según el momento y el estado de ánimo.

2. Elaborá una lista de palabras que reflejan tu personalidad

Si tu marca es enérgica, te recomiendo verbos de acción en presente y oraciones cortas.
Si lo que prevalece es la ternura, las frases pueden ser más largas (la ternura siempre es más lenta).
Si te dedicás a la comidalos adjetivos son tu mejor herramienta: esponjoso, cremoso, suave, sedoso
O si lo tuyo es explicar las cosas buscá sustantivos muy precisos (evitá las abstracciones: algo, cosas, puede ser no son palabras recomendables).
Si uno de tus valores es lo grupal, te aconsejaría usar la primera del plural (nosotros).

3. Generá un manual de estilo

Para crear personalidad, tenés que ser consistente en cada comunicación, en especial si más de una persona se ocupa de desarrollar los contenidos de tu marca.

¿Qué tiene que tener un manual de estilo? Principalmente, lista de palabras y frases; ejemplos claros de uso y especificación de casos clave o excepciones.

¿Para qué sirve todo esto? Para ser más genuinos, reforzar la marca personal, construir una percepción y diferenciarnos entre tantos mensajes. 

¿Pensaste alguna vez en tu identidad verbal? En caso de que no lo hayas hecho antes, es un buen momento para empezar a crear identidad verbal que exprese la personalidad y valores de tu marca.

¿Necesitás ayuda con la redacción de tus contenidos?